Cómo comprar el frigorífico adecuado

Si hemos decidido comprar un frigorífico pues el que teníamos se nos ha averiado y la avería es más costosa de arreglar que comprar un frigo nuevo, o porque queremos adquirir uno como novedad en nuestra nueva casa, tenemos que tener unas cuestiones en cuenta para hacer una buena compra.

liebherrw

Primera o segunda mano

Tenemos dos alternativas básicamente a la hora de comprar un frigorífico o un electrodoméstico en general. Podemos hacerlo de primera o segunda mano, según sea nuestro criterio y necesidad.
Cuando se está viviendo de alquiler por un tiempo corto en una vivienda en la que no nos facilitan mobiliario ni electrodomésticos, quizá a la hora de comprar un frigorífico, puede ser interesante comprarlo de segunda mano para aminorar costes, este tipo de compra si la hacemos entre particulares no dispondrá de garantía sobre el electrodoméstico.

Dimensiones

Comprar un frigorífico, supondrá primero saber el espacio con el que disponemos para poder instalarlo, el ancho estándar es de 60 cm, el fondo en todos es similiar: 58cm y su altura puede variar, si es bajo encimera medirá unos 70 cm de altura y si es completo desde 180 a 210cm.
Si nos gusta consumir alimentos muy frescos y también congelar, podemos recurrir a comprar una columna de frigorífico completa y su simétrico como congelador completo. Es práctico, cómodo y con bastantes litros de almacenaje. Los frigoríficos americanos disponen de algo menos de volumen efectivo para almacenar, estéticamente son muy buenos y además los hay hasta con televisor incorporado en una de sus puertas.

Marca

Si nos gusta el vino, hay conjuntos que están compuestos de un cuerpo destinado a frigo, y el otro se divide para almacenar los congelados y en la puerta y parte superior guardar los vinos a una temperatura adecuada.

La mejor marca que hay en la actualidad de frigoríficos y congeladores es Liebherr, dando unos resultados altos y disponen de un buen servicio técnico que nos evitará en muchas ocasiones quebraderos de cabeza que se puedan evitar.
Buscar y comparar para dar con un mejor precio, muchas veces los anuncios en los que nos dicen que «yo no soy tonto» nos confunden pues podemos encontrar lugares mejores de compra sin serlo.

Imagen 1

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *